Dante se sintió fascinado por la multiplicidad de lenguas. Además, le gustaba jugar con los idiomas y dialectos, y probablemente por este motivo se encuentran en la Divina Comedia dos muestras de idiomas inventados por él: el de Plutón (pape satàn pape satàn aleppe) y el de Nemrod, el rey de Babel que decidió construir la famosa torre contra la voluntad divina. Cuando Nemrod vio a Dante aparecer en su círculo infernal, le atacó con una airada y amenazadora invectiva, del todo incomprensible: «raphèl maì amecche zabì almi!».
 
Ya podemos entender bastante bien la razón del mal humor de Nemrod.
 

La ilustración de Gustave Doré representa el rey Nemrod de Babel que decidió construir la famosa torre contra la voluntad divina.

 

Estaba allí, en el último círculo del infierno, sufriendo la ira imperecedera del Todopoderoso, ¡por esta bendita torre! Y por si fuera poco, ahora todo el mundo le culpaba de haber causado la confusión de lenguas.
 
Pues bien, aquí en Dantepoliglotta queremos romper una lanza por Nemrod. Porque, incluso admitiendo que fuera suya la responsabilidad de la confusión de lenguas, ésta no es solamente una desventaja, sino también constituye una gran riqueza cultural.
 
Cada idioma tiene su propia musicalidad, su propio potencial artístico, su propia producción literaria. Y cada producción literaria, sea grande o pequeña, es susceptible de multiplicarse por la enorme cantidad de idiomas existentes.
 
Con la Divina Comedia esta multiplicación ha alcanzado dimensiones increíbles. El sitio Dantepoliglotta, que posee alrededor de doscientas ediciones de traducciones de la Divina Comedia en sesenta idiomas y dialectos diferentes, nace, precisamente, con el fin de rendir homenaje a la universalidad de Dante, haciendo conocer este rico patrimonio cultural a los navegantes por la red. Para el goce de quienes aman la la Divina Comedia, para alegría de los que adoran los idiomas y dialectos, y para consuelo del rey Nemrod de Babel.
 
Giuliano Turone
Administrador de Dantepoliglotta
 
*Dantepoliglotta, creado en octubre 2012, se presenta como un sitio web en construcción. Las ediciones de Dante son (y serán) presentadas en él insertando, en cada caso, la portada y una o más páginas de texto. Cuando se trate de ediciones ilustradas, se incluirá también una o más láminas. Además, se esparcirán, aquí y allá, una serie de ensayos cortos y fragmentos de noticias, para dar información sobre temas interesantes y curiosos de historia, mitología, lingüística, artes y letras. Ahora comenzaremos —ça va sans dire— por el Infierno.